DÍA 48

90.dias.dia.48

DÍA 48

ENAMORADA

Ya pasé la primera mitad de los días que me di para este proyecto de 90 DÍAS.

Este experimento en el que me propuse soltar el pasado, perdonar y dejar atrás el dolor, instalar hábitos más positivos para mí, crecer y seguir mi camino con energías renovadas.

Hoy, quiero contarles algunos de los cambios que estoy consiguiendo con el trabajo que hago a diario, que son principalmente el Yoga, la meditación y las afirmaciones positivas, además de  soltar, soltar y soltar todo aquello que ya no me sirve.

Estoy más moderada.

Con todo.

Con mis emociones, por ejemplo.

Estoy notando que si me enojo o me siento irritada por algo, se va rápidamente, así como vino.

Mi mente no se está enganchando tanto como antes.

Siento menos tendencia a crear resentimiento por las cosas que hacen otros que no me gustan. 

Con el tiempo.

Estoy consiguiendo repartir mejor mi tiempo entre las cosas que quiero hacer.

Estoy dejando menos cosas para después.

Estoy logrando estar más en el momento y saber que tendré tiempo para todo y que puedo ocuparme de lo que tengo delante.

Estoy más en paz.

Me río más y me hago menos problema por las cosas o reacciones ajenas.

Conseguí poner límites en una relación cercana con una persona que quiero, y esto fue muy importante para mí. No se terminó el mundo porque le dijera que no me había gustado como me había tratado.

No.

Sigue girando de hecho. ¡Jajaja! Y yo, me siento mucho mejor conmigo misma por haber pedido más respeto para mí y por haber comunicado mis sentimientos.

Estoy más enfocada en lo que de verdad me importa y en mi proyecto.

Confío más en la vida.

No estoy preocupada por los “cómos” o “cuándos”.

Soy más consciente de que todo se da, se está dando y se seguirá dando en el tiempo y de la manera perfecta.

Tengo la mente más clara.

No hay tanto barullo* y mis pensamientos están más concentrados.

Consigo despedir a los negativos antes y me es más facil dejarlos que salgan de mi mente.

Estoy más comunicativa acerca de lo que me pasa.

Me siento más abierta y menos pudorosa con mis sentimientos, sensaciones y emociones. Esta mañana, le pregunté a mi pareja si estaba leyendo mi blog, su respuesta fue fabulosa: “Antes lo leía para saber qué te pasaba.”

“Claro, le contesté, ahora te lo cuento directamente. ” ¡Bien!

Lo que más me gusta:

Estoy más amorosa.

Conmigo misma y con todos y todo a mi alrededor.

De hecho, diría incluso que estoy más enamorada.

De mí, de mi vida, de mi pareja y de todo lo que sucede a mi arededor.

Al mirar hacia adentro, reconectar con mis deseos, mis pasiones, mi vulnerabilidad y mis emociones más crudas, me miro con más aprecio, respeto y con más amor.

Uno de los miedos más comunes que muchas personas tienen al pensar en mirar hacia su interior, es que temen odiar lo que encuentren.

Les puedo garantizar que no es así.

Jamás.

Lo que llevamos dentro, de lo que estamos hechos, es pura belleza.

Si nos acercamos a nuestro interior con compasión y vamos soltando las resistencias que surjen, es inevitable que nos enamoremos de lo que encontramos.

Así estoy en esta etapa de mis 90 DÍAS

Enamorada.

xox

Claudia

*la palabra barullo viene del portugués barulho y significa confusión, desorden.

DÍA 12

 

90.dias.dia.12

 

 

DÍA 12

UN SUEÑO FANTÁSTICO Y RESULTADOS

Después de 12 días, puedo decir que veo resultados.

SÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍ

Una de las razones por las que amo el Yoga, es porque es poderoso y en seguida se notan sus efectos positivos en el cuerpo, la mente y las emociones.

Si le agregamos la meditación, entonces, ¡tenemos paz y pilas aseguradas!

Estuve haciendo meditaciones guiadas, meditaciones con música suave, canté Mantras y también las hice sin nada más que mi quietud y ojos cerrados.

Con mi trabajo con el libro de Louise L Hay, hice toda la introducción, que incluye el merecimiento, lo que creo y mi historia. En esta semana terminaré la salud.

La semana que viene arranco con “Estrategias para el éxito”.

No estoy consiguiendo, todavía, levantarme más temprano ni acostarme a horas regulares. Sé que puedo hacerlo; ¡a perseverar!

HOY FLUYO CON LA VIDA CON CONFIANZA Y SEGURIDAD

Esta madrugada tuve un sueño tremendamente simbólico.

Estoy en una pileta con mi pareja y mi hija de unos 8 años  (no tengo hija en mi “vida real”).

Hay una pileta enorme con distintos niveles de profundidad según el lugar.

Nosotros no metemos en la parte llana y vamos nadando hacia el lado más profundo.

Yo paso por debajo de un separador de esos que usan para delimitar los pasillos cuando compiten, y me encuentro del otro lado, donde la profundidad se parece más al mar que a una piscina.

El agua es bastante verde y no hay ningún movimiento, es plácida y suave. Después de cruzar al lado más profundo, me doy cuenta que no puedo mover ni los brazos ni las piernas, y empiezo a hundirme.

No hay angustia ni malestar a nivel físico.

Simplemente, me voy hundiendo en aquella agua quieta y tranquila.

De estar en mi cuerpo, paso a ver la escena desde arriba y veo cómo mi pareja se zambulle para sacarme del agua. Seguidamente, estamos los tres charlando al borde de la pileta, mientras nos secamos y yo les explico que no había podido moverme para nadar y flotar. Yo no tenía ninguna sensación de ahogo ni de haberlo pasado mal. Era muy neutro mi estado y mi manera de contarles lo sucedido.

Luego, se nos acerca una empleada de la pileta a darnos una entradas para ver a un hombre Indio contar cuentos. Nos dice que este espectáculo va incluído con las entradas de la pileta.

En los tickets que me da, veo la foto en blanco y negro de un hombre que parece un yogui, semi desnudo y con turbante blanco. La mujer me indica el lugar, al lado de la pileta donde encontrarnos, más tarde, para ir a verlo.

¿Qué les parece?

Yo tengo algunas ideas acerca de lo que simboliza y me encantaría leer qué piensan, saben, les parece a ustedes.

¿Me contás y compartís con todos nosotros?

xox

Claudia