DÍA 24

 

 

 

90.dias.dia.24

 

DÍA 24

SIEMPRE SALE TODO BIEN

Hoy es nochebuena.

Me encanta.

Siempre pienso que me da igual, pero cuando llega el día y toca preparar la velada, me entra la emoción.

Solía estresarme mucho cuando organizaba fiestas o reuniones porque quería que todo fuese perfecto.

“Perfecto”.

DISFRUTO DE CADA MOMENTO

Puede que saliese todo “perfecto”, pero yo había pasado todo el día a mil, ansiosa y tensa.

Poco a poco, fue aprendiendo que de todas formas, las fiestas siempre salían bien, que algunas lograban tener más magia que otra, pero que nunca dependía del esfuerzo que yo hiciera.

Me fui relajando y disfrutando del día mismo de la fiesta, el ir a comprar las cosas y preparalas.

Es un parte que aprecio tanto como el momento de compartir con los demás, dar de comer, ver las caras de alegría.

Hoy vienen familiares a casa, con chiquitos, que estarán contentos con lo que sea que hagamos.

¿Saldrá todo perfecto?

No lo sé, ni me importa ya.

Lo que más me importa es disfrutar de todo el proceso y de la buena compañía.

Sé que saldrá bien y que pasaremos un lindo momento, que nos reíremos y que una vez más, estaré contenta de haber disfrutado de todo el día.

Disfrutemos de cada momento y no solo de los que marca el calendario como especiales.

Felices preparativos y felices desenlaces.

Feliz día. Feliz noche.

Feliz momento.

Xox

 

Claudia

DÍA 21

 

 

 

90.dias.dia.21

 

DÍA 21

¡A CENTRARSE CAPERUCITA!

A los 21 días de haber empezado este experimento, esta aventura, llego al centro de lo que justamente quiero redirigir para seguir mi vida en la dirección que deseo.

Me distraigo en el camino.

Me siento como una caperucita que va a lo de la abuela, con su misión de visitarla y de llevarle cosas ricas. Voy con mi linda canastita, decidida, cruzando el bosque.

Pero, qué lindas flores, y qué árboles tan altos y fragantes y ¡qué tentador es el lobo!

Y ¡ZAS! Ahí me salí del camino, me distraje y me encuentro prestándole más atención a ese lobo en vez de a mi camino y mi objetivo.

Mi abuela se habría muerto de hambre o de tedio, esperándome a mí…

Muchas veces me he preguntado si tal vez no soy el tipo de personas que disfruta de la vida y se deja llevar y punto.

Mmmm… no creo.

Disfruto de las cosas diarias, pero mi mente hiperactiva me pide crear y desarrollar y sacar cosas al mundo.

Hoy empieza el verano (donde me encuentro, para otros, empieza el invierno).

Para mí, es una estación expansiva, de poca ropa y mucha energía creativa.

Para poder sacarle el jugo a toda esa energía que llevo dentro, necesito dar un paso más en mi organización.

Crearme un horario y respetarlo a rajatabla.

Cualquier persona que trabaje mucho desde casa, sabrá que no es nada fácil, sobre todo hacerle entender a las personas que nos rodean que ESTAMOS TRABAJANDO, no estamos solamente “en la compu” o escribiendo en un cuaderno.

Mis retos: respetar mi propio tiempo, poner límites, decir NO y hacer respetar mis tiempos. 

Les escribo mientas escucho el cd de navidad de Michael Bublé que me regaló mi hermana hace dos años, cuando pasé una navidad cubierta de nieve con ella. Mis navidades no son lo mismo sin ella.

Navidad para mí, es mi hermana. Escuchar esta música, me hace sentirla más cerca.

¿Cómo están empezando ustedes el verano o el invierno?

Ya me distraje.

¡Jajaja!

Nota para mí: no escuchar música con letra mientras trabajo.

Mi plan diario:

1-      Establecer un horario. Será de mañana, ya que soy más productiva y así, habré cumplido con lo que necesito y después podré ocuparme de otras cosas, de mis seres queridos, dar sesiones, clases, cursos, de tener reuniones etc…

2-      Ponerlo todo por escrito. Cuando me levanto por la mañana, seguirlo sin cuestionar.

3-      Fijar objetivos y cosas que quiero completar y tener hechas por día/semana/mes. Esto me ayudará a quedarme centrada en lo que realmente importa.

4-      Darme tiempo libre. Si no, me termino quemando y soy mucho menos productiva.

5-      Convertirme en una profesional. Comportarme, respetar mi trabajo y cada actividad relacionada con la importancia que tienen. Como si trabajara y completara cada tarea para alguien que me está pagando por hacerlo.

6-      Felicitarme cada día por el trabajo bien hecho, la concentración conseguida y la facilidad con la que consigo seguir mis planes cada día.

7-      Hacer algo divertido cada día. Que no sólo se trate de trabajo y crecimiento personal y de ser productiva.

Ahora, me voy a hacer mi horario ahora y a afirmar que

ADORO LEVANTARME CADA DÍA PARA LLEVAR A CABO MI PLAN DIVINO

xox

Claudia