DÍA 65

90.dias.dia.65

DÍA 65

NUEVAS HERRAMIENTAS EN MI CAJA

Estos últimos días han sido algo flojos.

O así lo siento.

Ni fu ni fa.

Tengo la impresión de que se están cocinando muchas cosas nuevas en la olla de mi conciencia.

Es bueno, muy bueno.

CADA DÍA ES UNA NUEVA OPORTUNIDAD PARA SANAR

Hoy, siguiendo un enlace que alguien nos regaló en Facebook, encontré un libro acerca del EFT y lo estoy estudiando.

Las siglas EFT, son de Emotional Freedom Technique. En español, Técnica de Liberación Emocional.

Suena muy bien, o no?

A mí me gusta mucho pensar en una libertad emocional, en verdad, soy una enamorada de todos los tipos de libertad.

Amo la libertad y por ella en mi vida trabajo sin descanso con todo mi corazón.

Este método, el EFT, usa una técnica llamada tapping, que son golpecitos dados en puntos específicos de los meridianos que recorren nuestro cuerpo.

He hecho tapping antes, pero nunca probé la técnica completa del EFT en sí.

Lo que me interesa de esta técnica es que es usada para sanar fobias, miedos, traumas e incluso se utiliza con mucho éxito en personas con Trastorno de Estrés Post Traumático (TEPT).

Hace años, me crucé con un terapeuta que usaba el método llamado EMDR .

(hoy es el día de las siglas…)

Fue en un momento en el que estaba muy activa en grupos de Reiki, ayudando a mi maestro en sus cursos, siguiendo el curso de terapeuta y asistiendo a muchos talleres de Louise Hay.

Yo trabajaba en la tienda de la fundación donde hacía todo esto.

Entró este hombre buscando un libro de Louise Hay justamente y yo le hice un par de preguntas acerca del EMDR.

No solo me contestó, sino que me miro a los ojos, o más bien, miró más allá de mis ojos, y me dijo que yo tenía un gran T, siendo T la letra representante de trauma en su jerga.

Me intrigó, pero se ve que no estaba preparada y nunca lo llamé para probar con el EMDR.

Ahora, años más tarde, gran T o no, porque es bastante difícil de saberlo en verdad, quiero sanar aún más, y no es casualidad que esté pensando esto y que me llegue una lista de libros entre los cuales encuentro uno sobre EFT.

Me atrae probar este método porque nada tiene que ver con revivir el dolor ni el trauma ni con hablar durante horas de lo mismo.

Se trabaja con volver a equilibrar la energía.

Sigan los enlaces para saber más.

No es muy complicado, así que tendría que estar lista para probar en estos días.

Les iré contando qué tal con esta nueva herramienta.

xox

Claudia

 

DÍA 11

90.dias.dia.11

DÍA 11

¡ORGANÍCENSE!

Cada vez que pienso en la palabra ORGANIZACIÓN, recuerdo a mi tía contando un chiste. Lo más gracioso era ella contándolo y me hacía mucha gracia verla reír.

Como ya les dije, contar chistes no es uno de mis talentos, y tampoco recuerdo cómo era toda la historia.

Se trataba de alguien en una orgía que no encontraba alguna parte de su cuerpo o del cuerpo de no sé quien, y se ponía de pie y gritaba ¡ORGANÍCENSE ORGANÍCENSE!

Hace un par de días, me senté a organizar mis deseos, mis objetivos y mi programa.

Si no me organizo y me trazo un plan claro, me disperso y se diluye mi energía en vez de estar enfocada en lo que más me importa en este momento, que es cambiar mi vida.

Se aceptan sugerencias, ideas, colaboraciones, técnicas acerca de cómo organizarse mejor, sobre todo cuando una trabaja para una misma.

PLAN PARA CAMBIAR MI VIDA EN 90 DÍAS.

Primero, decidí hacerme la pregunta más importante:

¿Qué quiero conseguir?

SANAR

1. Mi sensación de abandono y todo lo relacionado con esto de una vez por todas.
(Ojo, no pretendo sanar esto en 90 días “de la nada”. Llevo muchos años trabajando con este tema y la mayoría de los que quiero sanar. Eso sí, no digo que no se pueda, creo que se pueden conseguir grandes cosas cuando queremos y hacemos lo necesario.)

2. Mi relación con el dinero, la abundancia y la prosperidad. Dejar que fluya en mi vida y darme permiso para aceptar y tener en abundancia.

3. Mi tendencia a ocupar mi tiempo en activdades que no me apasionan. Quiero dedicar la gran parte de mi tiempo diario de formas que me gusten, me den placer, me estimulen, me apasionen, me hagan bien…

CAMBIAR

1. Darme prioridad. Convertirme realmente en la práctica diaria en la persona número uno en mi vida. Poner límites en mis relaciones con los demás.

2. Una rutina poco sana que he tenido este último año. Hacer Yoga, meditar y escribir/decir afirmaciones cada día. Porque me hace bien, me mantiene centrada, fuerte, enraizada y elimino emociones tóxicas con esta rutina.

3. Recordarme cada día que yo soy poderosa y tomar mi poder en cada momento. Me he dado cuenta de que muchas veces, me siento víctima de algo/alguien, y sé que no lo soy.

CREAR

1. Organización en mis planes. Aprender a usar estrategias para materializar mis ideas, deseos y sueños.

2. Exito en mi vida profesional.

3. Una vida más divertida, más alegre, amorosa y próspera.

Luego, me hice un calendario con las prácticas que quiero seguir en mi vida diaria y más allá de estos 90 días y los trabajos que me ayudan a sanar y a organizarme.

Estoy trabajando, además, para agregar contenido a esta página. Herramientas que puedan probar y utilizar ustedes.

Elegí el nombre 90 DÍAS PARA CAMBIAR MI VIDA, no sólo por la mía, sino pensando en que cuando alguien lo lee, también puede estar hablando de su vida.

Todo esto es para mí y es para toda aquella persona que lo quiera y lo necesite.

Mi calendario semanal : 90 DÍAS CALENDARIO

xox

Claudia

DÍA 1

90.dias.uno

DIA 1

EL GRAN PLAN…PODRÉ?

Hoy me convierto en mi propio experimento. Hoy me pongo a cargo de mi misma para aplicar herramientas, métodos y técnicas aprendidas y sanar para poder vivir más libre, más conectada conmigo y con el mundo.

Estoy aterrada, llena de dudas y dudo hasta de mí. ¿Seré capaz de hacerlo hasta el final?

Hoy, en mi primer día, me toca diseñar mi plan.

Práctico, calculado y enfocado. Así, lo único que tendré que hacer cada día es ejecutarlo. Sin pensar ni cuestionar ni dudar.

¿Por qué comparto esto con ustedes?

Porque sé que le puede servir.

Porque me ayuda a comprometerme y a cumplir.

Porque me siento acompañada.

Porque quiero contarles lo que funciona y como hacerlo.

Porque quiero que todos se aprovechen de mi experiencia.

Quiero que mi propio proceso le pertenezca al mundo.

Este ultimo año, he vivido lo que algunos llaman la noche oscura del alma.

El sentimiento que más me ha acompañado todos estos meses es el de estar perdida, de no estar sirviendo tanto como puedo y además de no estar explotando mis talentos tanto como yo necesito.

No es poca cosa y sé que muchos de ustedes sabrán de lo que hablo.

Sé que puedo más y mejor.

Sé que lo llevo dentro.

Sé que mi luz necesita brillar mucho más.

Sé que es imprescindible que me expanda.

He vuelto a la tierra donde vine al mundo y perdí mi rumbo.

Esa es una manera de verlo.

La otra es la que creo yo.

He vuelto a la tierra donde vine al mundo para sanar más profundamente.

He vuelto para volver a nacer. Volver a nacer y vivir como lo necesita mi alma.

Y en eso estoy.

Sanando.

Hoy me doy 90 días para sanar.

Sanar mi corazón, sanar mi alma, sanar mi ego, sanar cada emoción no expresada y cada relación lastimada.

Sanar mi relación con el dinero, sanar mi creencia de que no puedo, sanar mi niña herida.

Sanar, se puede decir, es mi obsesión.

90 días para cambiar mis hábitos negativos y transformarlos en rutinas que me den alas. Convertirme en mi propia alquimista.

90 días para aplicar herramientas prácticas de organización y enfoque para materializar mis sueños.

90 días para cambiar mi Vida.

¿Me acompañás?

Claudia