DÍA 84

90.dias.dia.84

DÍA 84

UN PLAN B

Mirando los días que todavía me quedan por subir en este blog que adoro, me di cuenta de algo muy importante cuando una quiere hacer un trabajo constante, como escribir cada día acá.

Es necesario tener un PLAN B.

En este caso, hablo de tener entradas ya escritas que poder publicar en los momentos en que soy absolutamente incapaz de sacar una idea de mis adentros.

Por suerte, fue necesario que me pasara algo muy fuerte para que me quede en blanco, sin poder conectar con ustedes o conmigo misma.

Aún así, no me gusta ver que faltan días en este mi espacio sagrado que comparto con más personas.

Me gusta cumplir con lo que me propongo hacer. 

Escribirles cada día sobre lo que me estaba pasando no fue una opción…

¿Cuántas veces puedo explicarles que me siento como si me faltara una parte de mí, físicamente revuelta, cansada y triste?

Por eso.

Tener un PLAN B en estos casos es una gran idea.

Siempre tengo más ideas de las que publico, así que no es tan difícil escribirlas y tenerlas completamente listas por si algo pasa en mi vida que me impide sentarme a escribir algo que me parezca aceptable para publicar.

Siempre he vivido muy al día.

Me cuesta tener planes a largo plazo.

Mis grandes objetivos y orgullos fueron, entre otros, sostener y seguir con proyectos a través de años.

Vivo al día con mis relaciones, con mis trabajos, con mis finanzas.

CADA DÍA ME CREO UNA VIDA CÓMODA, SEGURA Y PRÓSPERA

¿Por qué no crearme un colchoncito?

¿Por qué no vivir un poco más cómoda y menos expuesta a la dirección del viento?

Si bien no podemos planearlo todo en la vida y menos tener todo bajo control, tal vez sea un buen momento para mí plantearme el vivir más segura, en un sentido material.

Después de todo, por más que no tenga ataduras a lo material, vivo en este mundo.

En esa estoy hoy.

En crearme más comodidad, más seguridad, más prosperidad y más respaldo para mí misma.

Quiero tener un PLAN B.

No porque no crea en mí, sino más bien para cuidarme.

¿En qué área de tu vida podrías darte más comodidad o crearte un PLAN B?

xox

Claudia

Anuncios

DÍA 83

90.dias.dia.83

DÍA 83

MI MUNDO DERRUMBADO

Hace una semana que mi mundo pegó un giro y cambió radicalmente.

En este momento, creo que este evento acaba de cambiar el resto de mi vida.

Para mí, hay un antes y un después.

Y mi reacción fue la de soltar las riendas de mis proyectos y entregarme a lo único que me pide el cuerpo en este momento.

Buscar a Frida.

¿Es bueno?

¿Es malo?

¿Es maduro o no lo es?

Yo sé que es algo que me puedo dar permiso para hacer unos días, pero que no es lo mejor para mí.

Al perder la estructura que había logrado establecer, sobre todo en los últimos días antes de la desaparición de Frida, también me desestabilicé.

Estoy muy cansada, ya con pocas fuerzas después de siete días pensando en mi perrita que no está en casa, pasando por toda la gama de emociones que despiertan su ausencia y la incertidumbre cada día.

Buscarla está siendo agotador

e imprescindible.

Se derrumbó mi mundo…y aun así, tengo que seguir adelante.

Porque sigue habiendo un mundo más grande en el cual puedo volver a crear el mío.

Es hora de volver a juntar cada pedazo de mí.

Es hora de volver a subirme al caballo y seguir cabalgando.

Necesito centrarme de nuevo, en mí, en mis rutinas, en mis proyectos y en escribir.

Claro que voy a seguir buscando a Frida.

No voy a parar hasta encontrarla.

Al mismo tiempo, me voy a cuidar.

ME CUIDO Y VIVO CENTRADA

Porque es bueno para mí.

Porque necesito seguir con mi vida.

Porque necesito mantenerme cuerda y sana.

Porque de todas formas, descuidar mis proyectos no va a hacer que vuelva antes.

Así que

buenas noches y a descansar para vivir un día creativo, productivo y

centrado.

xox

Claudia

DÍA 80

90.dias.dia.80

DÍA 80

CONFIAR EN LA INCERTIDUMBRE

Hoy, nos levantamos a las 5 para ir a buscar a Frida donde creían haberla visto.

Por suerte, pudimos ver al perrito en cuestión y comprobar que no es ella.

Nos pasamos todo el día buscándola, llamándola y pegando carteles por el barrio.

Es impresionante el tiempo que lleva hacer esto.

Estuvimos todo un día y ni siquiera está empapelado todo el barrio.

En estos momentos, pienso en el poder de la incertidumbre.

El no saber donde está, si está bien, si tiene frío o hambre, si está asustada o sufriendo.

Yo, quisiera evitarle cualquier malestar, cualquier dolor.

Y por mucho que la haya cuidado, no puedo.

No puedo evitarle a otro ser, la experiencia de vivir su vida con todo lo que conlleva.

Puedo prevenir cierto nivel de dolor o de sufrimiento, pero siempre existirá esa parte que no está en mis manos.

Supongo que ésta debe ser la parte más dura de la experiencia de ser madre/padre.

Me concentro tanto como puedo en pensar que ella está bien.

Le mando luz blanca y Angelitos para que la cuiden y la protejan, mientras sigo buscando.

Muchas veces, en la vida, nos toca convivir con la incertidumbre.

Podemos estar llenos de dudas acerca de una situación, preguntarnos el porqué de lo que sucede en nuestras vidas o ignorar algo que nos gustaría saber.

En esos momentos, lo mejor que podemos hacer es confiar.

Confiar en que las cosas están siendo como tienen que ser.

Por mucho que ignoremos la razón detrás de lo que nos toca vivir.

Podemos confiar en que todo está bien y que todo saldrá bien.

Hoy, confío que Frida está bien.

Esté donde esté.

La visualizo rodeada de amor, paz y bienestar.

De todas formas, por ahora, es lo único que puedo hacer por ella.

Confiar 

y mandarle todo mi amor.

xox

Claudia

DÍA 67

90.dias.dia.67

DÍA 67

¿SENSIBLE? ¡FELICITACIONES!

Durante mucho tiempo, creí que yo era una persona demasiado sensible.

Durante mucho tiempo, deseé serlo menos y volverme más dura.

Por suerte, nunca lo conseguí, porque un buen día, comprendí que mi sensibilidad era un tesoro.

AMO MI SENSIBILIDAD Y LA CUIDO AMOROSAMENTE

Hace un par de días, una amiga me contó que vio, en la calle, como un joven se inclinaba llorando sobre un cuerpo tendido encima de un charco de sangre.

Se sintió profundamente conmovida y le quedó grabada la triste imagen de la cual había sido testigo.

Personalmente, me pareció una reacción sana.

A mi forma de verlo, indica que funciona bien lo que yo llamo nuestro barómetro natural.

Este barómetro natural nos indica, a través de nuestras emociones y de nuestro cuerpo, lo que es amoroso y acorde a nuestra verdadera naturaleza y lo que no.

A menos que una persona sea psicópata, es naturalmente sensible y sentirá empatía al ser testigo del dolor de otro ser vivo.

Yo creo que somos naturalmente amorosos, compasivos y bondadosos.

Todavía tengo el recuerdo y la sensación física de la única vez que le pegué fuerte a mi hermano. Puedo volver a sentir mis puños cerrados dando golpes sobre su espalda y sentir como retumbaba.

No sé cuántas veces hice rebotar mis puñitos sobre sus huesos, y menos el porqué, pero recuerdo claramente el horror que me produjo.

Sentí y supe instantáneamente que aquel gesto era horrible.

Me impresionó tanto la mala sensación que tuve, que no volví a pegarle.

También recuerdo el día que le tiré un zueco de madera por la cabeza a mi hermana.

Esa vez, en cambio, sentí gran satisfacción por mi venganza. Se largó a llorar ella y yo sentí que había podido defenderme.

Tampoco soy una santa…¡jaja!

Hace años que ya no me expongo a los noticieros de la televisión, y tampoco miro películas de terror o con violencia gratuita.

Hieren mi sensibilidad y me quedan imágenes grabadas que no quiero tener dando vueltas en mi mente.

¿Es realmente necesario ser testigos cada día de cómo seres humanos matan a otros?

¿En qué ayudo mirando y sufriendo?

¿Eso es estar informada?

Para mí no.

Cuando me entero de cosas duras que suceden, (y créanme que me entero aunque no mire el telediario…)  mando luz y amor a las personas involucradas y a la situación.

Me niego a exponerme a una dosis de dolor innecesaria a diario.

Descubrí, hace un tiempo, que mi sensibilidad es uno de mis dones más preciosos, y como tal, la cuido con todo mi ser.

Así que, si pensás que sos demasiado sensible o te conmueven cosas pequeñas o grandes, si sentís que tenés la sensibilidad a flor de piel o sabés que tu sensibilidad necesita ser protegida,

te felicito

y te invito a cuidar de esta parte tuya como el gran tesoro que es.

xox

Claudia

DÍA 52

 

 

90.dias.dia.52

DÍA 52

LIMITADA+APRECIANDO MI CUERPO

Los remedios para la conjuntivitis que probé y sigo aplicando no dieron un resultado tan rápido y espectacular como yo quería.

¿Acaso no es así la vida?

Las cosas, a menudo, se dan cuando es conveniente que se den, y no cuando nuestro ego quiere.

Así es la perfección que vemos como imperfecta, creo yo.

Hace tiempo que acepté que yo no siempre tengo las mejores ideas, ni siquiera en cuanto a mi propia vida.

Muchas veces, la vida se encargó de llevarme por otras rutas, y siempre fueron mucho más interesantes, desafiantes o terminé aprendiendo mucho más de lo que yo misma había imaginado para mí.

Yo quería sanar este ojo ya y que todo vuelva a mi “normalidad”.

Las cosas son de otra manera y tendré que aceptar este malestar durante unos días más.

No puedo trabajar, ya que no puedo estar delante de la compu.

No puedo leer durante mucho tiempo, ya que se torna tremendamente incómodo.

Mi ojo me pica, me molesta, me llora y tengo que limpiarlo a cada rato.

En momentos como este, me doy cuenta de la salud que tengo cada día y que olvido valorar.

Me doy cuenta de lo duro que debe ser el tener que vivir con enfermedades crónicas, con malestares que necesitan atención constante o con impedimentos físisos.

Hoy, aprecio mi cuerpo y el hecho de que funcione perfectamente prácticamente cada día de mi vida.

APRECIO LA MARAVILLA QUE ES MI CUERPO

Sé que dentro mío, tengo todos los elementos necesarios para curar cualquier enfermedad y ayudo a mi cuerpo a hacerlo ahora para recobrar su salud perfecta.

Curiosas (y muy sabias) con las señales de nuestro cuerpo.

Unos días antes de pelarme y cuando ya había deciddio la fecha, me empezó a picar el cuero cabelludo, como si me estuviera diciendo que ya estaba listo y era hora de dejar ir mi pelo.

Ahora, unos pocos días antes de empezar con una dieta purificadora y reconstituyente, mi cuerpo me trae un malestar.

Para mí que necesita esta limpieza y ya tiene ganas de empezarla.

xox

Claudia

DÍA 51

 

 

 

 

 


90.dias.dia.51

DÍA 51

AMOR PARA MIS OJOS

Hoy estoy con un ojo con conjuntivitis y me acabo de leer una larga lista de remedios caseros para ayudarlo.

Muy interesante la lista. Hablan de miel, azúcar, pasando por el vicks vaporub y líquido de enjuague para los lentes de contacto…

Voy a probar una combinación de enjuague con agua salada, manzanilla y té verde y compresas de bolsitas de té, además, voy a comerme dos dientes de ajo negro para ayudar por dentro.

Sólo tengo un ojo infectado, pero tengo que tratar ambos por si acaso.

Además de tener que recostarme y cerrar los ojos, yo uso lentes de contacto y me tengo que sacar el único que estuve llevando puesto hoy porque si no, habría una gran probabilidad de que termine bajo las ruedas de un auto al cruzar alguna calle…

Estuve todo el día en la ciudad.

¡Qué calor! Parecía que me derretía.

Debe de haber por lo menos 200% de humedad,¡jajaja!

Estoy dejando hervir bien el agua para que se esterilice, y cuando esté lista, me iré a cuidar de mis ojitos.

Así que esto es todo por hoy.

Hoy fui a dos lugares para que me vean el ojo y me den drogas para curarlo, pero no pudieron atenderme.

Probaré los remedios caseros y veremos como sigo mañana.

Ya les contaré.

¿Sabían que parece que el remedio infalible es la leche materna? Yo, en este momento, no tengo en casa, pero ya saben si cuentan con alguna mamá que tenga cerca…parece que funciona y rapidísimo.

Además, voy a repetir la afirmación de Louise Hay

VEO CON LOS OJOS DEL AMOR. HAY UNA SOLUCIÓN ARMONIOSA Y LA ACEPTO AHORA.

Y a darme Reiki.

Al fin y al cabo, me lo voy a pasar bomba con mi ojo.

Y lo más importante es que voy a cuidarme.

A dedicarme un buen rato a mí, a sanar, porque hay días en que no solo nuestra vida necesita sanar.

xox

Claudia