DÍA 88

90.dias.dia.88

DÍA 88

CAMBIA TODO CAMBIA

Aceptar el cambio es clave para vivir felices y contentos en esta vida.

Todos conocemos a alguna persona que se resiste a algo que sucedió en su vida y sigue apenada por algo de su pasado.

Todos sabemos, cuando lo vemos en otros, que soltar el pasado, dejar de aferrarnos, llorar nuestro dolor y pasar a otra cosa es imprescindible para estar bien hoy.

Existen todo tipo de cambios.

Muchas veces, decimos querer cambiar y no nos terminamos de atrever a llevar adelante esos cambios.

Otra veces, lo hacemos y no siempre los resultados son los que creíamos.

Además de nuestras propias decisiones de cambiar, está la vida, que en sí es cambio.

Muchos solemos tener grandes resistencias al cambio.

Lo familiar nos parece bueno e incluso lo mejor para nosotros, aún cuando no nos llena el corazón.

Cambiar puede llevarnos tiempo, puede requerir un esfuerzo por nuestra parte.

Puede hacernos sentir vulnerables, torpes y perdidos.

Aún así, siempre vale la pena.

Cambiar lo que no nos gusta, lo que ya no nos sirve o no nos aporta nada.

Cambiar lo que nos hace daño, o que nos hace sentir estancadas o cambiar simplemente para crecer.

Existen los cambios paulatinos y los cambios bruscos.

El único ingrediente que puede traernos sufrimiento en un cambio, es la resistencia al mismo.

Los cambios dolorosos existen.

Alguien muere, alguien enferma, nos separamos.

Sin embargo, sufrir por un cambio es una elección.

Que sea una decisión ese cambio o algo que nos sucede de repente, siempre podemos

parar

respirar

sentir nuestro corazón latir acá y ahora

y decirnos que

SOLO ES UN CAMBIO

xox

Claudia

DÍA 74

90.dias.dia.74

DÍA 74

MIS SOMBRAS Y YO

No fue casualidad que hoy eligiera llevarme el libro que me llevé para leer en el colectivo.

Este libro, que ya leí varias veces y que forma parte de los pocos que no regalo ni dejo en ninguna de mis mudanzas es “El lado oscuro de los buscadores de luz” de Debbie Ford.

Una de las personas que más han influenciado mi camino de auto aceptación, compasión y amor por mí y por los demás.

Para sanar, debemos aceptar y amar a todas nuestras partes y muchas de estas facetas está ocultas en la sombra.

Algunos de estos aspectos nuestros con “negativos”, y también están los “positivos”.

Cuando podemos ver, aceptar y amar todas estas partes nuestras, entonces nos liberamos de las que nos pueden sabotear por no ser, justamente, reconocidas ni cuidadas.

Es una de las ideas que ella repite, y para mí fue un descubrimiento revolucionario, que tenía todo el sentido del mundo.

Así que ¿puedo aceptar que soy soberbia, egoísta, fría, rencorosa, mandona…y amarme con todos estos aspectos míos?

Me encanta.

No sólo me encanta.

Me libera.

Me relaja.

Y cuando me libero y me relajo, adivinen qué sucede…mis aspectos menos agradables no necesitan hacerse notar tanto.

Les doy amor, y se quedan tranquilos.

¿No es fabuloso?

Siendo una perfeccionista en recuperación, todo esto fue música para mis oídos.

Y sobre todo, para mi alma.

Después de lo que pasó ayer, no fue casualidad que eligiera este libro para releer.

Mientras lo leía, sin siquiera sentarme a hacer los ejercicios, ya se prendieron varias lamparitas en mí.

Debbie cuenta la historia de una participante en su taller, que tilda a un famoso conferenciante de “perdedor”.

A continuación, Debbie la dirige en un ejercicio en el cual termina dándose cuenta de que ella es la que se siente una perdedora en el fondo.

En ese instante, entendí algo sobre mí y sobre este tiempo que fue tan duro par mí, viéndome en un pozo y sin lograr salir.

Mi noche oscura del alma, como la llamo, me pareció ser una sucesión de fracasos bañados en desesperanza.

Yo sí que me sentí una perderora.

Una enorme perdedora.

Como nunca antes lo había sentido.

Sentí la vergüenza de no ser capaz de hacer aquello que quería.

Sentí la amargura de sentirme inútil, sin rumbo claro y desperdiciando mis talentos.

Sentí la profunda tristeza de no estar brillando sobre el mundo.

Agradecida estoy de haberme sentido tan mal sabiendo que no estaba viviendo con todo mi potencial.

Cuando algo nos duele, podemos tener el impulso y tomar la decisión de hacer algo para sanar.

Y acá estoy, haciendo algo.

Y sanando.

Llevo casi dos años manifestando la perdedora en mí.

Aterricé en el país que me vio perder de chica, en el que perdieron mis padres, en el que perdimos todos…y algo en mí no pudo hacer otra cosa que respetar ese compromiso tan profundo con el perder.

¿Cómo podía permitirme ganar cuando este era el lugar donde se pierde?

Así que, esta noche, le doy la bienvenida a mi perdedora.

Le abro los brazos y la abrazo fuerte fuerte.

Le digo que la quiero y que está a salvo.

Le expreso mi aprobación.

Tiene un lugar dentro mío y tiene mi amor.

¿Les dije que todas las facetas tienen dos caras?

La “negativa”y la “positiva”.

¿Les conté que llevo dos días ganándole a la escoba de 15 a mi pareja después de haberme él ganado varias veces seguidas?

¿Están pensando lo mismo que yo?

xox

Claudia

DÍA 65

90.dias.dia.65

DÍA 65

NUEVAS HERRAMIENTAS EN MI CAJA

Estos últimos días han sido algo flojos.

O así lo siento.

Ni fu ni fa.

Tengo la impresión de que se están cocinando muchas cosas nuevas en la olla de mi conciencia.

Es bueno, muy bueno.

CADA DÍA ES UNA NUEVA OPORTUNIDAD PARA SANAR

Hoy, siguiendo un enlace que alguien nos regaló en Facebook, encontré un libro acerca del EFT y lo estoy estudiando.

Las siglas EFT, son de Emotional Freedom Technique. En español, Técnica de Liberación Emocional.

Suena muy bien, o no?

A mí me gusta mucho pensar en una libertad emocional, en verdad, soy una enamorada de todos los tipos de libertad.

Amo la libertad y por ella en mi vida trabajo sin descanso con todo mi corazón.

Este método, el EFT, usa una técnica llamada tapping, que son golpecitos dados en puntos específicos de los meridianos que recorren nuestro cuerpo.

He hecho tapping antes, pero nunca probé la técnica completa del EFT en sí.

Lo que me interesa de esta técnica es que es usada para sanar fobias, miedos, traumas e incluso se utiliza con mucho éxito en personas con Trastorno de Estrés Post Traumático (TEPT).

Hace años, me crucé con un terapeuta que usaba el método llamado EMDR .

(hoy es el día de las siglas…)

Fue en un momento en el que estaba muy activa en grupos de Reiki, ayudando a mi maestro en sus cursos, siguiendo el curso de terapeuta y asistiendo a muchos talleres de Louise Hay.

Yo trabajaba en la tienda de la fundación donde hacía todo esto.

Entró este hombre buscando un libro de Louise Hay justamente y yo le hice un par de preguntas acerca del EMDR.

No solo me contestó, sino que me miro a los ojos, o más bien, miró más allá de mis ojos, y me dijo que yo tenía un gran T, siendo T la letra representante de trauma en su jerga.

Me intrigó, pero se ve que no estaba preparada y nunca lo llamé para probar con el EMDR.

Ahora, años más tarde, gran T o no, porque es bastante difícil de saberlo en verdad, quiero sanar aún más, y no es casualidad que esté pensando esto y que me llegue una lista de libros entre los cuales encuentro uno sobre EFT.

Me atrae probar este método porque nada tiene que ver con revivir el dolor ni el trauma ni con hablar durante horas de lo mismo.

Se trabaja con volver a equilibrar la energía.

Sigan los enlaces para saber más.

No es muy complicado, así que tendría que estar lista para probar en estos días.

Les iré contando qué tal con esta nueva herramienta.

xox

Claudia

 

DÍA 63

90.dias.dia.63

DÍA 63

REESCRIBIR LA HISTORIA

Si el tiempo no es lineal y todo todo está sucediendo ahora mismo, al mismo tiempo, entonces, significa que yo puedo elegir otro presente, el futuro que quiera y hasta puedo cambiar la historia de mi pasado.

Esta idea tuve hoy, mientras leía un libro de Candace Pert, una neurcientífica y farmacóloga que trabjaó, entre otras cosas, para demostrar la relación cuerpo-mente científicamente.

Tal vez sea evidente que creamos nuestro futuro.

En cuanto al presente, sabemos que nuestro poder radica siempre en el ahora y que podemos elgir como nos sentimos cambiando nuestros pensamientos.

(Los pensamientos se pueden ir cambiando, uno a la vez y de hecho, se cambian las conexiones neuronales con el tiempo.)

Ahora, cambiar mi pasado…es todo un desafío siquiera tratar de entender cómo puede funcionar, sin embargo, estoy convencida de que se puede.    

Si cambio la historia de mi infancia, de los momentos más traumáticos, entonces, estaría modificando también mi presente, y por supuesto mi futuro.

Si cambio las creencias que adopté en el momento en que lo hice, entonces, puedo cambiarlas de raíz.

Si la conclusión que saqué de chica fue que yo era una persona no querida ni deseada, pobre, poca cosa y no merecedora, inferior, fea y sucia…

¿Qué pasa si consigo que esa misma nena se sienta como una persona cuyas necesidades fueron satisfechas abundantemente, amada y apreciada, deseada, parte de la abundancia de la vida, merecedora de una vida plena, abundante, satisfactoria y feliz, valiosa y hermosa?

Entonces, cambiarían de cuajo todas las creencias asociadas con las conclusiones erróneas que saqué en su momento.

¿Verdad?

Se me ocurre que si voy a la fuente de origen de las creencias falsas, o sea negativas, entonces, será mucho más fácil  y cambiarlas en mi presente.

¿Qué tal si, además de escribir mi guión para mi presente y futuro, reescribo el guión de mi pasado?

Yo creo que se puede.

Así que allá voy.

A cambiar mi pasado.

A reescribir mi historia.

xox

Claudia

DÍA 29

 

90.dias.dia.29

DÍA 29 

DESPEDIDAS

Siento estos últimos días, que estoy consiguiendo empezar a despedirme de muchas cosas que ya no quiero llevar en mi mochila.

Me siento preparada para soltar los pedacitos de resentimiento acumulados en los rincones de mi ego.

Ya puedo dejar ir las dudas acerca de mí misma y mis capacidades.

Siento que ya están listos para caer los miedos inútiles.

Todo un montón de negatividad ya está despegándose de mi mente.

Estoy en un momento del proyecto en que estoy concluyendo una etapa y entrando en una nueva.

Estoy dejando una primera parte en la cual preparé el terreno, saqué las malas hierbas y limpié.

Me estoy despidiendo de ciertas maneras de funcionar, de hábitos, de placeres sensuales nocivos.

No, no estoy hablando de sexo, sino de otras cosas sensuales como la comida, la bebida.

Aun no he optado por ser célibe. ¡Jajaja!

Siento ganas y la gran necesidad de profundizar en la disciplina y en el control de mí misma, de mis acciones y de mis pensamientos para cosechar frutos áun más jugosos en mi vida diaria.

ES FÁCIL Y DIVERTIDO SOLTAR LOS HÁBITOS QUE YA NO ME SIRVEN

Hoy es un día de limpieza en mis casas, la exterior y la interior.

xox

Claudia

DÍA 11

90.dias.dia.11

DÍA 11

¡ORGANÍCENSE!

Cada vez que pienso en la palabra ORGANIZACIÓN, recuerdo a mi tía contando un chiste. Lo más gracioso era ella contándolo y me hacía mucha gracia verla reír.

Como ya les dije, contar chistes no es uno de mis talentos, y tampoco recuerdo cómo era toda la historia.

Se trataba de alguien en una orgía que no encontraba alguna parte de su cuerpo o del cuerpo de no sé quien, y se ponía de pie y gritaba ¡ORGANÍCENSE ORGANÍCENSE!

Hace un par de días, me senté a organizar mis deseos, mis objetivos y mi programa.

Si no me organizo y me trazo un plan claro, me disperso y se diluye mi energía en vez de estar enfocada en lo que más me importa en este momento, que es cambiar mi vida.

Se aceptan sugerencias, ideas, colaboraciones, técnicas acerca de cómo organizarse mejor, sobre todo cuando una trabaja para una misma.

PLAN PARA CAMBIAR MI VIDA EN 90 DÍAS.

Primero, decidí hacerme la pregunta más importante:

¿Qué quiero conseguir?

SANAR

1. Mi sensación de abandono y todo lo relacionado con esto de una vez por todas.
(Ojo, no pretendo sanar esto en 90 días “de la nada”. Llevo muchos años trabajando con este tema y la mayoría de los que quiero sanar. Eso sí, no digo que no se pueda, creo que se pueden conseguir grandes cosas cuando queremos y hacemos lo necesario.)

2. Mi relación con el dinero, la abundancia y la prosperidad. Dejar que fluya en mi vida y darme permiso para aceptar y tener en abundancia.

3. Mi tendencia a ocupar mi tiempo en activdades que no me apasionan. Quiero dedicar la gran parte de mi tiempo diario de formas que me gusten, me den placer, me estimulen, me apasionen, me hagan bien…

CAMBIAR

1. Darme prioridad. Convertirme realmente en la práctica diaria en la persona número uno en mi vida. Poner límites en mis relaciones con los demás.

2. Una rutina poco sana que he tenido este último año. Hacer Yoga, meditar y escribir/decir afirmaciones cada día. Porque me hace bien, me mantiene centrada, fuerte, enraizada y elimino emociones tóxicas con esta rutina.

3. Recordarme cada día que yo soy poderosa y tomar mi poder en cada momento. Me he dado cuenta de que muchas veces, me siento víctima de algo/alguien, y sé que no lo soy.

CREAR

1. Organización en mis planes. Aprender a usar estrategias para materializar mis ideas, deseos y sueños.

2. Exito en mi vida profesional.

3. Una vida más divertida, más alegre, amorosa y próspera.

Luego, me hice un calendario con las prácticas que quiero seguir en mi vida diaria y más allá de estos 90 días y los trabajos que me ayudan a sanar y a organizarme.

Estoy trabajando, además, para agregar contenido a esta página. Herramientas que puedan probar y utilizar ustedes.

Elegí el nombre 90 DÍAS PARA CAMBIAR MI VIDA, no sólo por la mía, sino pensando en que cuando alguien lo lee, también puede estar hablando de su vida.

Todo esto es para mí y es para toda aquella persona que lo quiera y lo necesite.

Mi calendario semanal : 90 DÍAS CALENDARIO

xox

Claudia

DÍA 10

90.dias.dia.10

DÍA 10

POR TU CORAZÓN PAPÁ

Hoy festejo mi día número 10. ¡Sííííííí!

Festejo el estreno de mi calendario y sobre todo festejo el liberarme del dolor del pasado y de las creencias limitadoras.

Festejo mi libertad y hago un deseo de libertad para cada ser humano del planeta.

Un día, charlando con mi padre mientras yo estaba creando “Oíd mortales“, me contó que cada año, el 10 de diciembre, él se acordaba que un día como este los habían secuestrados a él, a mi madre, mi tío y mi tía.

Mi padre no es una persona especialmente demostrativa con sus sentimientos a pesar de ser una persona muy sensible y cariñosa.

Aquel día, cuando escuché lo que me decía, comprendí muchas cosas.

Pude sentir su dolor.

Pude imaginarme la desesperación que habrá sentido al ser llevado y no poder proteger a sus pequeños.

Imagino las preguntas que se haría, la punzada en el corazón que habrá sentido al sabernos sin ellos.

Además, por supuesto, el pensar que tal vez había llegado el fin de su propia vida.

Años más tarde, nos contó sobre la tortura.  Aprendí lo que era un submarino y la picana.

El único dolor más grande que el propio, siempre ha sido el saber que mis padres sufrieron la tortura.

Con mi madre, no pude hablarlo nunca, porque además, existe una sensación de pudor y de respeto hacia la intimidad del otro. Se sabe que esa intimidad fue violada.

Es algo muy particular. Supongo que se siente esto cuando alguien muy cercano sufre cualquier tipo de abuso.

El dolor es abrumador.

Casi insoportable.

Aún así, sobrevivimos.

Somos admirables los seres humanos.

MI CORAZÓN ESTÁ COMPLETAMENTE SANADO

Después de haber sabido que mis padres fueron secuestrados en un día como hoy, descubrí que también es el día señalado como Día de los Derechos Humanos.

Así que hoy  le dedico estas palabras a mi padre, a mi madre, a mi tío, a mi tía desaparecida, a toda mi familia y a todas las personas que alguna vez sufrieron algún tipo de abuso a manos de otros seres humanos.

Hoy, mi deseo es que al sanar mi corazón, pueda crear una ola expansiva de amor que ayude a sanar otros corazones.

Hoy, mi deseo es que tomemos conciencia de que todos somos Uno.

Lo que sentís vos, lo siento yo.

Somos todos humanos, todos divinos, todos dignos de vivir, con derecho a pensar distinto, a creer en lo que queramos, a expresarnos, a hacer lo que deseemos con nuestro cuerpo y con nuestra vida, a circular por el planeta libremente y a vivir felices.

HOY ME TOMO UNOS MINUTOS PARA MANDAR AMOR A TODOS MIS HERMANOS SERES HUMANOS

Hoy, rodeo el planeta con mi amor para que todos nuestros corazones sanen porque sé que si todos estamos conectados con nuestro amor, entonces, no habrá más guerras ni tortura, ni desaparición ni violencia.

Hoy, te pido me ayudes a rodear nuestro hermoso planeta con luz y si así lo sentís, también podés mandarle amor a personas que sabés lo necesitan, y por supuesto, date vos también esa luz y ese amor que tanto necesitamos todos.

Y a vos papá, te rodeo siempre con todo mi amor para que tu corazón lata cada día, contento y

LIBRE.

xox

Claudia