Día 57 Es posible

Siguen mis días duros.

Hoy, festejamos el primer cumpleaños de la hija de una amiga.

Fue una fiesta grande, de varias horas, foto-video, brindis, torta espectacular, baile y palabras emocionadas de madre, padre, madrinas y padrinos.

Me emocionó ver las caras felices y conmovidas.

Me gustó ver una familia unida; y esto me llevó a las tantas des-uniones en mi vida.

Siempre tuve tanto deseo de estar unida, y lo he logrado tan poco.

Está bien que también elegí irme a vivir lejos de mi familia de base cuando tenía 19.

Me fui a cumplir todos esos sueños que se cumplieron a medias apenas.

Creyéndome libre cuando en verdad, cada vez fui siendo más presa de mí misma.

Creyendo en todo el mundo menos en mí.

Buscando unirme con personas que no eran para mí.

Quedándome cada vez más vacía.

Miro a esa pareja unida y esa beba que cumple un año y me da esperanza. No sé si par mí. Esperanza de que hay personas en este mundo que sí consiguen unirse y mantenerse unidas, felices de estarlo y disfrutándolo.

Es bonito.

Creo que todxs tenemos lo que creemos merecer y yo no creo merecerme mucho, me temo.

Mis sueños, nuevos y viejos, me siguen mirando de reojo y yo cierro los ojos.

Desesperanzada o desbordante de fé, según el día.

Sé que solo es un momento. Sé que todo parece gris y no lo es.

Sé que volveré a encontrarme; vital, alegre y optimista.

La vida volverá a ser una paleta de colores.

Hoy disfruto de compartir, por un momento, los colores de las vidas de otrxs.

Me inspira.

Es posible.

Claudia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s