Día 52 La tierra y el cielo

Hoy encargué volantes para que la gente del barrio se entere de que doy meditación dos veces por semana.

Burno, de paso se enteran también ustedes, si no lo sabían ya.

Cansada pero contenta.

Tal vez por el momento de mi ciclo. Tal vez porque estoy redirigiendo mis pensamientos y energías a lo que realmente me hace bien.

Estoy de nuevo con más pilas y vital.

Sigo haciendo ejercicio regularmente y me hace mucho bien.

Medito también, aunque sea unos minutos.

Guiar meditaciones es algo que amo. Se combinan varias cosas que me apasionan: usar mi voz, guiar a otra persona en una experiencia sanadora y placentera, escuchar mi intuición y conectar yo también con la tierra y el cielo.

Enraizarme y elevarme al mismo tiempo.

La tierra representa el cuerpo, lo tangible, el estar presente, el accionar en este mundo.

El cielo; el espíritu, nuestra intuición y energía más sutil, nuestra conexión con el Universo.

Creo en armonizar estos aspectos de mí para vivir y manifestar mejor.

Me olvido de lo que necesito para vivir bien.

En este momento, lo estoy recordando y sobre todo; lo estoy poniendo en práctica.

Claudia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s