Día 24 – Cambiando voy

“Enamorado de la vida aunque a veces duela.

Enamorado de la vida aunque a veces duela.

Si tengo frío, busco candela. Si tengo frío busco candela. 

Vola volando voy, volando vengo vengo. Vola volando voy, volando vengo vengo. 

Por el camino yo me entretengo. Por el camino yo me entretengo.”

Esos versos cantados por un Artista que llevo años amando me vuelven mucho a la cabeza. Podrían definir mi vida bastante bien.

Cambiando voy. Cambiando vengo, podría cantar hoy.

Mientras me puse un video de ejercicio de 10 minutos, después de haber escuchado a Denise, sentí que estoy logrando ese cambio de vida.

Ese gran cambio de vida no es otra cosa que cambiar poco a poco cómo vivo día a día.

No son grandes cambios a simple vista, sino pequeñas diferencias que hacen que yo me sienta de otra manera y que sé que a la larga, transformarán mi vida de hoy.

No es un antes y un después entre los cuales parecen haber transcurrido minutos apenas, sino una labor diaria y constante para lograr transmutar la esencia.

Ayer, hice una meditación para sanar todas mis edades; desde recién nacida hasta el día de hoy.

A partir de ahora, vivo como una persona sanada y completa.

Concluye la meditación guiada.

Hace días que pienso en esto y que siento que estoy pudiendo, por fin, empezando a sentir que puedo crear sobre un lienzo nuevo.

Esta es una sensación maravillosa: tengo el poder de crear de cero, como si recién arrancase a vivir, y de muchas formas, así es. Puedo crear lo que quiera. Sigo sanando, perdonando y soltando, sin duda. Siempre habrá algo que perdonar y que soltar. Mientras tanto, sin embargo, ya me siento lo bastante clara mentalmente y fuerte emocionalmente (irónicamente, en un momento muy difícil a nivel emocional) como para poder crear sobre una base limpia e impoluta.

Sigo soltando las trampas del perfeccionismo y de la auto exigencia.

Elijo cada vez más apreciarme, aceptarme y valorarme tal como soy ahora. Por primera vez, creo que siento estos conceptos, en vez de solo entenderlos mentalmente.

Empiezo a sentir cómo es aceptarme y dejar de juzgarme.

Por fin.

Después de muchos años de saber que esto es bueno para mí, pero sin poder llegar a sentirlo en mi cuerpo.

Ahora sí.

Sin duda, la terapia estará haciendo lo suyo, en conjunto con mi trabajo actual y todo lo que hice a lo largo de mi vida adulta.

En mi caso, no hubo nada instantáneo. Solo mucho trabajo, mucha lectura y probar técnicas, repetir, retomar y persistir.

Cambiando.

Como lo que me propongo en este blog y cada día de mi vida.

Claudiaa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s