Día 11 – No me importa nada / 2

90días.III.Día.11

Sí, me importa. 

Me importa mi vida, la de las personas que amo, la de las personas en general.

Me importa lo que hago y brindo al mundo. Así que, desde ya mismo, dejo de hacer como si no me importara. 

Me importa. Es importante. Soy importante. 

Así que paso a hacer algo que es preciso que haga una y otra vez: hablar de lo que hago y de lo que me apasiona.

Si no; cómo lo van a saber?

Creo que tenía 17 años cuando leí un libro que cambió mi vida y me ahorró muchos quebraderos de cabeza. Por alguna razón, sané muchísimo con solo leerlo.

“My mother myself” de Nancy Friday [traducciones en castellano: “Mi madre, mi espejo” y “Mi madre, yo misma”]. No recuerdo quién me lo pasó. Puede que haya sido mi padre.

Fue un regalo ENORME aceptar a mi madre como era y como había sido y aceptar que yo me parecía a ella y que estaba bien. Me alivió muchos miedos que tenía. No recuerdo con detalles lo que aprendí más allá de la aceptación, pero sé que significó un antes y un después para mí.

Siempre me había interesado comprender cómo funciono.

Con ese libro, se despertó mi interés por la literatura llamada de “Autoayuda”.

Al mismo tiempo y viniendo de una familia de varias generaciones de ateas, siempre busqué referentes espirituales, sintiendo, desde chica, que tenía que haber algo más de lo que se veía a simple vista.

Tendría unos seis años cuando me encerraba en el baño y “trataba” de rezar y creer en algún Dios.

En el 2003, de mano de una querida amiga, descubrí a Louise Hay.

Ese fue otro enorme antes y después en mi vida.

Ella contaba su fascinante historia y hablaba de cómo podíamos cambiar nuestras vidas cambiando nuestros pensamientos.

Cada vez comprendía más que yo era la mayor creadora de mi propia vida.

También aprendí acerca del poder del perdón y de la gratitud, y después de varios años de practicar y profundizar en sus enseñanzas, hice el intenso curso para ser “Hay Teacher”, o sea: salir al mundo y enseñar sus herramientas a otrxs.

Ese mismo año y siguiendo mi propio trabajo de crecimiento personal con otra hermosa Hay Teacher, conocí el Reiki. En el mismo centro donde asistía a talleres y meditaciones, hacían y enseñaban Reiki Usui.

Al anotarme para ser voluntaria en dicho centro, asistí y me inicié en Reiki.

Mientras escuchaba al maestro, que es un hombre muy terrenal y pragmático, sentí que todo lo que explicaba tenía sentido.

Reiki fue muy natural y fácil para mí desde el momento en que empecé a oír de qué se trataba. Hice muchas prácticas y asistí a mi maestro en numerosos cursos antes de formarme como terapeuta de Reiki.

Al mismo tiempo, seguía yendo a meditar semanalmente y no dudé en hacer el curso para guiar meditaciones, una herramienta que me venía estupendamente con el trabajo de Louise.

Convertirme en mamá fue otra aventura que me llevó a la vertiginosa aventura de convertirme en Doula el año pasado.

Hice un poderoso e intenso curso en el que sané y pegué otro estirón personal y espiritual y ahora, acompaño a otras mujeres en su gestación, parto/cesárea y los primeros meses de vida extrauterina del bebé.

Todas estas cosas que hice cambiaron mi vida. Todas.

Ninguna fue en vano.

Son herramientas: cuanto más se usan, mejor funcionan.

He tenido épocas en las que me he olvidado más de poner en práctica y épocas en las que he vivido muy conectada con todo lo aprendido.

No hay fórmula mágica y todo lo valioso necesita constancia, repetición y práctica, para beneficiarnos de sus efectos. 

Habrá en el mundo un montón más de herramientas para mejorar nuestra calidad de vida, sanar nuestro corazón y todo nuestro ser.

Estas que mencioné, son las que yo uso regularmente y las que sé poner en práctica y enseñar a las demás. 

Eso es lo que hago en este momento de mi vida.

Trabajo con mujeres en sesiones individuales en las cuales las acompaño emocionalmente y les brindo herramientas poderosas para solucionar, cambiar o lograr lo que desean. 

Doy sesiones de Reiki como tratamiento terapéutico. 

Soy Doula; acompaño a mujeres gestantes emocionalmente y con información a través del embarazo, el nacimiento de sus bebés y los primeros meses del puerperio. 

Para mí, estas prácticas se unifican en un servicio integral en el cual cada una de ellas encuentra su lugar perfecto.

Eso hago además de escribir por acá y tener planes de escribir algo más largo y sustancioso, tal vez basado en este blog.

Siempre estoy trabajando en alguna idea nueva… y muchas no llegan a ver la luz del día. Trabajando con eso para materializar más.

Me formé como actriz, estudié danza y canto, creé cinco espectáculos propios, y di muchas muchas clases de inglés y de francés.

Pienso de mí que no me hubiese gustado hacer solo una y la misma cosa toda mi vida.

Creo que lo voy logrando ; )

Claudia

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s