Día 9 – Heidi la tenía muy clara

90días.III.Día.9.jpg

Pedir al Universo y estar preparada.

Eso escuché hoy de la boca de Denise. Cuenta cómo ganaron ella y el marido un concurso cuyo premio era un viaje todo pago de seis meses alrededor del mundo.

En su libro (que tengo en audio), va contando los pasos que fueron dando en el proceso de selección del concurso y cómo ella y el marido se dedicaron a estar obsesionadxs con el viaje, como si ya hubiesen ganado.

Parece muy evidente a primera vista, pero los detalles de las cosas que hicieron para atraer esta aventura en sus vidas son muy interesantes.

Además de tomar las acciones evidentes para lograr lo que queremos, podemos hacer todo un trabajo más sutil y muy poderoso.

No solo me parece fascinante, sino que además, es mucho más agradable hacerlo así. Mientras “esperamos”que se cumpla nuestro sueño, nos sentimos felices como si ya hubiésemos obtenido lo que queremos.

Me recuerda aquel episodio de “Heidi” en el que comen sopa con piedras porque no tienen nada más. Cada cucharada de aquel caldo, seguramente insulso, Heidi se relame como si fuese la mejor sopa del mundo. De chica, me dio mucha pena este episodio, pero ahora lo veo con otros ojos… y unas arruguitas más.

Pienso que Heidi sabía mucho sobre la ley de atracción y sentirse bien.

Heidi es una copada.

Para volver de los Alpes a Denise y el marido, acá van

algunas de las cosas que hicieron a diario:

  • Cambiar las contraseñas de la compu y que contenga palabras que ilustran lo que deseamos (en su caso “ganadora del concurso”por ejemplo).
  • Hablar como si ya hubiesen ganado el concurso y fueran a viajar sin ninguna duda.
  • Visualizar los distintos momentos del viaje; mirando desde un avión, pasando por un aeropuerto, tomando un trago exótico en una hamaca paraguaya, etc…
  • Decir varias veces al día en voz alta: “Denise y Mark!”(como si llamaran sus nombres al ganar).
  • Sentir la emoción de ganar y de viajar. Sentir el sol en la piel y la arena debajo del cuerpo…

Este último punto me parece particularmente genial.

Ella habla de accionar esa sensación de mariposeo en la panza que sentimos al enamorarnos o cuando sucede algo muy emocionante en nuestra vida.

Aparentemente, nuestra mente no sabe la diferencia entre lo que es real en el mundo material y lo que no; por eso funcionaría esto de “sentirnos como si”. No es fabuloso?

Cualquier persona que haya actuado o bailado (hola) sabe que se pueden despertar muchas emociones y sentimientos usando el cuerpo. Es una cuestión de energía.

Y si nunca te subiste a un escenario, basta con recordar algo emocionante que te pasó en la vida. Si cerrás los ojos y recordás ese momento, podés volver a sentir lo que sentiste en ese instante.

De ahí a imaginar cómo te sentirías si sucediera aquello que deseás, hay solo un paso.

No he olvidado mi tarea para estos días.

Esta semana, la voy a dedicar a investigar y afinar mis objetivos y deseos.

Así, podré enfocar mi manifestación y mis emociones.

Tal vez cuelgue un poster de Heidi en mi living.

Claudia

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s