Día 2 – Empecemos por lo básico

90diasIII.Día.2

El primer paso del curso trata de hacer limpieza y renovar nuestro compromiso de amor con la persona más importante de nuestra vida: nosotras mismas.

Se parece mucho al trabajo que hago en mi práctica de coaching personal y a lo que se aprende con Louise Hay.

Esta limpieza y renovación empieza por el cuerpo.

Noble espejo de lo intangible. Nuestro cuerpo. Enseñándonos siempre.
Así que después de una meditación corta, escuché el audio que corresponde a esta primera parte e hice el ejercicio: una lista de cada parte de mi cuerpo y si algo no va del todo bien.

Pelo: podría estar más cuidado.
Cuero cabelludo: Bien.
Cara: Bien.
Piel: Necesita una limpieza
Ojos: Cirugía para corregir la miopía?
Etc…

Fue muy interesante ir descubriendo un claro patrón de descuido.
No hay ningún problema serio. Hay una falta de cuidado en varios aspectos y cosas muy fáciles de mejorar y solucionar.

Yo, algo sabía de mi negación a cuidarme “demasiado”.

De hecho, estos últimos años me fui cuidando menos, y nada tiene que ver con el pelo atado así nomás o las ojeras propias de muchas maternidades.

No. Hay algo más. Tiene que ver con dos cosas.

Por un lado, el miedo a brillar y a espantar a las personas que quiero.

Por otro lado tiene que ver con un sentido exagerado de lo efímero de la vida. Me explico: para qué cuidar de… si total todo desaparece? Relleno los tres puntitos conmigo, son otros nombres, con las casas, con todo lo que puede desaparecer, o sea: todo. [Acá es donde albergo grandes esperanzas de ayudarme con EMDR.]

Hacer la lista e ir parte por parte esclareció la forma de no cuidarme que tengo para conmigo misma y mi cuerpo. Es muy evidente. Es ineludible. Es poderoso.

No puedo esconderme. No puedo hacerme la que no vio.

Amo este tipo de ejercicios precisamente por esto.

Toca, además de meditar y seguir con el curso, tomar acción. La lista me sirve para saber a qué profesionales necesito acudir en las siguientes semanas, porque no voy a dejar que unos pelos más largos de lo deseado o las lijas que tengo en lugar de pies, empañen mi grandioso futuro.

No.

Cómo sé desde ya que este curso es bueno?

Desde el primer ejercicio, ya se trata de lo más importante, de lo imprescindible; de lo más básico para todo ser humano:

nuestro propio amor.

Claudia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s