Día 69 De brazos y tetas

De nuevo me quedé dormida anoche. Se ve que estoy necesitando irme a dormir con mi hijo y no quedarme haciendo cosas por la noche.

O será que no quiero que esto termine…

Ayer, fui a ver a una mamá y su beba de dos meses.

Soy su Doula y tuvimos dos encuentros antes de que naciera su beba.

Me devolvió a mis primeros meses con mi bebé.

Tuve la enorme bendición de dedicarme a mi bebé totalmente, a estar con él y a olvidarme del mundo.

Tal vez, olvidarnos del mundo es lo que menos se nos pretende permitir.

Convertirnos en madres viene con un regalo extraordinario. Si sabemos aceptarlo, se nos abren la mente y el corazón.

Nuestra visión de las cosas cambia radicalmente.

Nuestra comprensión de la vida y de su esencia alcanzan una profundidad insospechada.

O eso me pasó y me sigue pasando a mí.

Mi bebé recién nacido me obligó a frenar. Me hizo ver la belleza del momento, la simpleza del amor y de la vida.

Él fue mi maestro en lo esencial.

Cuidar de un recién nacido es lo más simple y extraordinario.

Cuando voy a algunas casas donde está por llegar un bebé, siempre me llama la atención comprobar la cantidad de objetos que se tienen para el bebé.

Algunos son de gran utilidad, pero la mayoría son estorbos al bienestar más que ayudas.

El bebé necesita brazos.
Brazos y teta.

Nada más.

Ni los brazos ni las tetas se pueden comprar.
Será por eso que nos cuesta tanto, como cultura, aceptar esta verdad del ser humano?

No estoy hablando de “estilos de crianza”. Estoy hablando de lo que es fisiológico; de nuestra naturaleza misma.

El otro día, leí un artículo en el cual un juez de menores español, hablaba de lo que él creía que se “hacía mal” en los hogares de origen de delincuentes menores.

Había creado un decálogo con cosas como la falta de límites, el respeto, la no colaboración en casa.

Si bien, algunas ideas me parecieron de puro sentido común, creo que la cosa es mucho más simple.

Queremos erradicar el crimen infantil, el crimen en general…el dolor humano?

Criemos a nuestrxs bebés como seres humanos.

En brazos y con teta.

Claudia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s