Día 50 La teta triste

img_20170119_232717_316

Recién se durmió mi hijo y yo estoy en lágrimas.

Se durmió acostado a mi lado. Sin más.

Hubo libros en la cama y un poco de upa con canciones hasta que me pidió acostarse y así se durmió unos minutos más tarde.

Lleva casi una semana tomando teta solo una o dos veces de noche, dormido.

Tengo la esperanza de que esto solo sea una huelga de lactancia y no el destete definitivo.

Es muy difícil de explicar lo que siento.

Por un lado, están sus llantos por frustración, sus estallidos, gritos y lágrimas, no tenemos el recurso de la teta, con sus amorosas hormonas, para tranquilizarlo.

Por el otro lado, me siento de repente apartada de mi lugar. Sé que no es así, pero así lo siento en este momento. Expresa aún más la adoración por su papá y como no toma teta, puede irse de mi lado más tiempo que antes. Extraña mucho a su padre y esto me da una enorme inseguridad. Ahora que no necesita la teta, qué razón tiene de querer estar conmigo? Qué fuerte hacerse esa pregunta, no?

Me enfrento a la vulnerabilidad de mi ego y de mi identidad.

Quién soy yo ahora en nuestro mundo?

Siento un gran vacío.

Se movió la tierra bajo mis pies.

Siento una gran e indescriptible tristeza.

Claudia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s