Día 34 Lecciones

Me quedé sin conexión y no pude subir esta entrada en el día correspondiente.

Estábamos en casa de amigos y no tuve ganas de pedir la clave wifi para poder subir mi entrada.

Preferí estar totalmente presente.

En otro momento, me habría molestado mucho el no poder hacerlo como quiero.
Ahora, probé un par de veces y, al ver que no se podía, me relajé, sabiendo que cumpliría con escribir, aunque fuese más tarde.

Ser madre me hace aún más flexible en muchas actitudes.
He dejado de darle importancia a un montón de cosas, que no son importantes para mí, o no en este momento.

No soy todo poderosa.

Si en algún momento lo creí, ser mamá me puso muy pronto en mi lugar.

Debo aprender a relajarme aún en la responsabilidad.

Sí!!! Si no, voy a vivir tensa el resto de mi vida.

Necesito confiar que, pase lo que pase, todo va a estar bien.

Cosas terribles pueden ocurrir, que viva tensa o relajada.

Mi tiempo ya no es sólo mío.

Mi vida es a tiempo compartido y en general, salgo perdiendo.
En tiempo, en todo caso.

Eso sí; cuando tengo un poco, le saco el jugo como nunca antes.
Me asombra lo que soy capaz de hacer ahora en sesenta minutos.

Dormir en cuanto pueda.

Eso también es una lección de la maternidad.

No siempre la cumplo; a veces me pongo a hacer cosas en vez de dormir.

Ahora sí, voy a cumplir y las dejo acá para irme a la cama.

Claudia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s