Día 31 Mil razones

img_20170101_024150_487

Recién me despierto de una buena siesta.
Son las 2:15 del 1 de enero 2017.
Me quedé dormida durmiendo a mi hijo, asustado por los ruidos de los petardos y fuegos artificiales.

Lo que quería compartir hoy acá es que siempre siempre SIEMPRE tenemos un montón por qué estar agradecidas.

Puede que el año no haya sido el mejor de nuestras vidas en muchos sentidos.

Tal vez, no nos fue tan bien como queríamos o nos tocó vivir algo durísimo.

Aún así, tenemos mucho más de lo que creemos.

No solo solemos estar rodeadas de personas que nos quieren.

Solemos tener un techo y comida, electricidad y agua corriente.

Tenemos la capacidad de reír.

Tenemos el cielo encima nuestro y la tierra que sostiene nuestros pasos.
Un cuerpo para disfrutar y sentir.

Un surtido inagotable de emociones.
Un beso al alcance de la mano.
Abrazos que sanan.
Heridas que nos muestran lo valientes que podemos llegar a ser.
Almas que se cruzan por nuestros caminos para embellecerlos.
Amigas que nos agarran la mano cuando creemos que no podemos seguir caminando.
Hijxs que nos hacen sonreír cada día y llorar de emoción.

Tenemos el amanecer y el perfume del jazmín en primavera.

Piernas para llevarnos donde queremos.

Una cama donde soñar.

Esperanzas inagotables.

Suficiente amor para darle al planeta entero.

Tenemos un corazón que late y una vida para seguir viviendo.

Estamos vivas.

Gracias

Claudia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s