Día 25 Nacimiento

dia-25

Hoy, la conocí a ella y re conocí el amor.

Bella y delicada, con esa mirada que todavía no enfoca más que en la cara de su madre.
Tierna.

Pegadita al pecho; el única lugar importante para ella en este principio de vida.

Vulnerable.

Poderosa.


Ella nació cómo y dónde quiso.


Decidida y calma.

Salió a los brazos de su padre para aterrizar en el corazón de su mamá.

Sorpresa.

Ni batas blancas ni manos ajenas, ni agujas ni desconocidos tironeando de su cuerpo.

Solo ella, naciendo, en la misma intimidad de su creación.

La madre; tierna, entregada.

Completamente enamorada.
El pecho abierto, su corazón en las manos que sostienen el diminuto cuerpo.
Hormonal y sensible.

Bella como nunca.

En un innegable estado elevado que solo reconoce quien lo visitó.

La tierra hecha mujer, alimentando la vida sin reservas.

Puérpera y feliz.

Mi tristeza se desvanece.

La grandeza del amor me abre los brazos.

Queda suspendido todo lo demás. En el aire, por hilos invisibles.

 

Se detiene el tiempo.

Acá, solo importa el amor.

El amor en todas sus formas.

El amor-leche.

El amor-pecho.

El amor-miradas y el amor-piel.

El silencio que reina a pesar de los ruidos.

La lentitud de los gestos y la suavidad de las voces.

Ha llegado una nueva vida.

Un regalo divino.

Una nueva oportunidad para todxs nosotrxs de amar.


La vida.


Milagroso misterio nuestro de cada día.

 
Claudia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s