Día 21 El mundo puede esperar

dia-21

Vengo escribiendo para este blog por las noches, como lo hacía hace tres años.


No me está funcionando.


Como tengo que esperar que se duerma mi hijo, suelo sentarme frente al teclado cerca de las doce.

 

Escribir, elegir una foto, subir y compartir, me lleva una buena hora.


Me vengo acostando tarde y funciono en automático gran parte del día.


Anoche, llegó el momento de elegir cambiar esta rutina.


Cambiar lo que no funciona.


Buscar una nueva manera de hacer las cosas.


Anoche, me fui a acostar en vez de escribir y de hacer otro trabajo que tengo pendiente para el lunes.


Lo haré, pero no a expensas de mi descanso.

Siempre fantaseé con poder dormir solo cuatro horas y sentirme bien.

Siempre me faltan horas al día.


Necesito dormir ocho o nueve.


Muy frustrante.

Hace un rato, me levanté para escribir antes de que se despierte mi bebé.


A los pocos minutos, un vecino abrió su persiana, con el correspondiente ruido espantoso, y tuve que volver a la cama a acompañar a mi chiquito asustado por el sonido.


Escribo esto con un cuerpo encima mío.

Un niño dormido que necesita de mi presencia en este momento.

Ser madre, me muestra cada día, que no tengo el control de nada.


Una vez más.


Así que, por un lado, me relajo y confío en que todo lo que necesita hacerse, se hará.


Por otra parte, busco otra manera de hacer las cosas.


Ser flexible y cambiar.

Lo más importante es estar acá, ahora, apoyando a este bebé.


El mundo puede esperar.

 

Claudia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s