Día 12 De fiestas y creencias

dia-12

Se acerca Navidad y muchas familias se preguntan qué decirles a sus hijxs.

Papá noel, los reyes magos, los regalos, el árbol…la nieve inexistente en esta parte del planeta.

Es bastante curiosa la imagen de un hombre abrigado en pleno Buenos Aires, donde la temperatura está rondando los 30 grados.

La realidad de la tele es otra, claro.

La tele y el aire acondicionado en muchos hogares.

Podríamos hasta creer que estamos en invierno por un momento.

Mentir o no mentir? That is the question.

Mi hijo, de dos años, todavía no pregunta acerca de todo esto.

Hoy, hicimos un arbolito mientras escuchamos a Michael Bublé.

Es lo más cercano a vivir una navidad como las de mi infancia.

Me recuerda a mi hermana, con quien siempre compartí la emoción de estas fiestas.

Lejos de ella, dejaron de tener mucho sentido, sobre todo porque no volví a dar con personas tan entusiastas con estos festejos, y se ve que mi entusiasmo no basta para contagiar a los demás.

Sí, son súper consumistas estas fiestas y nuestras culturas.

Yo me he gastado salarios enteros en comprar regalos, decorar la casa y cocinar, y lo disfruté muchísimo.

No son imprescindibles, pero los regalos siempre son lindos.

Cuando tenía 5 años, nos fuimos a vivir a Francia.

Supongo que fue en aquella primera navidad europea que entendí que ni los reyes magos ni papá noel existían.

Hasta entonces, mi único recuerdo, era el de dejar paja y agua para los camellos en la terraza de mi tía y la emoción al constatar que los animales habían comido, así como los tres magos habían dejado regalos.

Entonces?

Personalmente, me gusta pensar en lo simbólico de la navidad.

La reflexión acerca de la bondad y si la estoy poniendo en práctica.

La conexión espiritual conmigo misma y con los demás.

Me gusta que estas fechas sean paganas, como casi todas las adoptadas por el cristianismo.

Tienen un sentido relacionado con la naturaleza y sus ciclos.

Celebraciones muy distintas según el clima, ya que el invierno invita mucho más a una reflexión interior, mientras que el calor es más bien expansivo.

Allá se festeja en el calor del hogar. Acá…en el lugar menos caluroso que se pueda encontrar en la casa, dentro o fuera.

Allá es todo más tranquilo. Acá se parece más a un carnaval, con pirotecnia incluida.

Luces, ruidos, pero eso sí, el pan dulce que trajeron los italianos y los turrones españoles.

Qué linda la mezcla de culturas!

Me voy por las ramas.

Mentir?

Creo que nadie les quiere enseñar a mentir a sus hijxs.

Declarar que no es verdad?

Tal vez sea innecesario.

Se me ocurre que podemos hacer nuestra propia interpretación de estas fechas.

Podemos dejar preguntas abiertas y apartarnos de las respuestas subjetivas y propias, porque, después de todo, las creencias son algo tan personal que no nos corresponde a las madres y a los padres, decidir por nuestras crías.

Que crean en lo que quieran.

No?

Claudia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s