DÍA 89

90.dias.dia.89

DÍA 89

DESEOS

Ayer hablaba con una prima mía acerca de los deseos.

Por un lado, charlamos de la importancia de elegir sentirme como quiero y por otro, la de soltar toda atadura a los resultados.

Cuando deseamos algo, lo que queremos es la sensación que tendremos, o que creemos que tendremos, al conseguirlo.

¿Cuántas veces deseaste algo para luego conseguirlo y finalmente darte cuenta de que no te sentías como pensabas que lo harías?

Es muy importante saber cómo queremos sentirnos en la vida, en nuestro día a día.

Luego, es imprescindible hablar las palabras y elegir las maneras de actuar y reaccionar que fomenten este estado.

Si quiero sentirme en paz, tengo que tener pensamientos de paz y la intención de tener paz conmigo misma y con los demás.

Salir de meditar para gritarle al primer conductor que hace una maniobra que no me gusta, no nos aporta paz. Es importante meditar y desarrollar actividades que promuevan cómo quiero sentirme, y más importante es cómo me comporto, me trato y trato a los demás.

La mayoría decimos desear un mundo en paz, y luego tenemos actitudes agresivas para con nosotros y los demás.

Criticamos, condenamos, nos enfrentamos y nos creemos muy distintos.

La próxima vez que tengamos la tentación de criticar a otro (o a nosotros mismos) podemos hacernos la pregunta:

¿Cómo quiero yo sentirme?
¿Tranquila?
¿Conectada con la otra persona?
¿Contenta?

Entonces, renunciar a mi pensamiento crítico y elegir uno que motive el sentimiento que quiero tener es lo que necesito hacer.

Elegir como queremos sentirnos y actuar acorde a este deseo es un gran paso dentro de nuestra propia felicidad.

Los demás deseos merecen nuestra atención, sin duda.

Merecen ser cuidados, atendidos y llevados a la acción…relajadamente.

Sin ansiedad por conseguirlo y confiando que sucederá todo de la mejor manera.

La secuencia sería algo así como

Deseo
Acción
Soltar

Y todo el tiempo enfocados en sentirnos como nosotros queremos. 

Con nuestros pensamientos, con nuestras acciones.

El cuando, el como y la anatomía exacta de como se manifiesta nuestro deseo no nos incumbe ni nos pertenece.

De eso, se encarga una sabiduría más grande que la nuestra.

xox

Claudia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s