DÍA 10

90.dias.dia.10

DÍA 10

POR TU CORAZÓN PAPÁ

Hoy festejo mi día número 10. ¡Sííííííí!

Festejo el estreno de mi calendario y sobre todo festejo el liberarme del dolor del pasado y de las creencias limitadoras.

Festejo mi libertad y hago un deseo de libertad para cada ser humano del planeta.

Un día, charlando con mi padre mientras yo estaba creando “Oíd mortales“, me contó que cada año, el 10 de diciembre, él se acordaba que un día como este los habían secuestrados a él, a mi madre, mi tío y mi tía.

Mi padre no es una persona especialmente demostrativa con sus sentimientos a pesar de ser una persona muy sensible y cariñosa.

Aquel día, cuando escuché lo que me decía, comprendí muchas cosas.

Pude sentir su dolor.

Pude imaginarme la desesperación que habrá sentido al ser llevado y no poder proteger a sus pequeños.

Imagino las preguntas que se haría, la punzada en el corazón que habrá sentido al sabernos sin ellos.

Además, por supuesto, el pensar que tal vez había llegado el fin de su propia vida.

Años más tarde, nos contó sobre la tortura.  Aprendí lo que era un submarino y la picana.

El único dolor más grande que el propio, siempre ha sido el saber que mis padres sufrieron la tortura.

Con mi madre, no pude hablarlo nunca, porque además, existe una sensación de pudor y de respeto hacia la intimidad del otro. Se sabe que esa intimidad fue violada.

Es algo muy particular. Supongo que se siente esto cuando alguien muy cercano sufre cualquier tipo de abuso.

El dolor es abrumador.

Casi insoportable.

Aún así, sobrevivimos.

Somos admirables los seres humanos.

MI CORAZÓN ESTÁ COMPLETAMENTE SANADO

Después de haber sabido que mis padres fueron secuestrados en un día como hoy, descubrí que también es el día señalado como Día de los Derechos Humanos.

Así que hoy  le dedico estas palabras a mi padre, a mi madre, a mi tío, a mi tía desaparecida, a toda mi familia y a todas las personas que alguna vez sufrieron algún tipo de abuso a manos de otros seres humanos.

Hoy, mi deseo es que al sanar mi corazón, pueda crear una ola expansiva de amor que ayude a sanar otros corazones.

Hoy, mi deseo es que tomemos conciencia de que todos somos Uno.

Lo que sentís vos, lo siento yo.

Somos todos humanos, todos divinos, todos dignos de vivir, con derecho a pensar distinto, a creer en lo que queramos, a expresarnos, a hacer lo que deseemos con nuestro cuerpo y con nuestra vida, a circular por el planeta libremente y a vivir felices.

HOY ME TOMO UNOS MINUTOS PARA MANDAR AMOR A TODOS MIS HERMANOS SERES HUMANOS

Hoy, rodeo el planeta con mi amor para que todos nuestros corazones sanen porque sé que si todos estamos conectados con nuestro amor, entonces, no habrá más guerras ni tortura, ni desaparición ni violencia.

Hoy, te pido me ayudes a rodear nuestro hermoso planeta con luz y si así lo sentís, también podés mandarle amor a personas que sabés lo necesitan, y por supuesto, date vos también esa luz y ese amor que tanto necesitamos todos.

Y a vos papá, te rodeo siempre con todo mi amor para que tu corazón lata cada día, contento y

LIBRE.

xox

Claudia

Anuncios

2 comentarios en “DÍA 10

  1. Uau… Poderosa transformación de vida. Eres inspiración para los que te leemos. Gracias por compartirte con esa serenidad, honestidad, cariño. Gracias por descubrirme la fuerza transformadora del AMOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s